EL BRASIL CUBANO

Brasil es uno de los poblados camagüeyanos más dañados por el paso del huracán Irma durante la primera semana de este mes. Situado al centro de la costa norte cubana, su batey también conocido por su nombre aborigen Jaronú es monumento nacional desde 2011. Tiene árboles centenarios muchos de los cuales cayeron, casas cubiertas con tejas francesas, la mayoría arrebatas por los fuertes vientos.
Sus vecinos al otro día, salieron a las calles a socorrer a los que perdieron total o parcialmente las cubiertas de sus viviendas y dar cobija, por el tiempo necesario, a familias enteras que confían en que la Revolución no los dejará abandonados a su suerte.
De forma minuciosa las personas van recogiendo las pequeñas cubiertas cuadradas , dibujadas como rompecabezas para ir armándolas arriba en los techos, alisados por maderas de varios tipos y colores que no se llevan al basurero, porque aun sirven para la remodelación.
Estas lozas de barro duro, llamadas francesas, eran para muchos invulnerables al viento, pero Irma rompió el mito.
La inmensa fábrica de azúcar y el cayo de tamaño de isla, llamado romano son las principales fuentes de trabajo de sus pobladores, además de las tierras fértiles.
La industria se recupera, al igual que la isla llamada cayo quien dio la bienvenida a Irma el 8 de septiembre a las 8.50 de la noche. Los campos se preparan para crecer sus cañas y cultivos varios, pero las casas, las más destrozadas, también se alzan juntos a las cañas, y el pedraplen.
El diseño de una casa de nuevo tipo, ilumina la esperanza de los que perdieron sus ranchos, son a base de tabla de palma recuperadas, piso de cemento y espacios suficiente para vivir en familia.
El Brasil cubano no tiene grandes edificios, ni avenidas, sin embargo tiene un gran pueblo que merece una telenovela al estilo de Globo, donde se sobran gentes laboriosas, solidarias, emprendedoras, divertidas y revolucionarias capaces de construir una ciudad de futuro.
La foto pertenece a unas semanas antes del paso de Irma. En estos momentos especialistas de la Oficina del Historiador de la ciudad de Camagüey, trabajan en devolver al batey su paisaje apacible y típico.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s