Para eso, estoy yo aqui

El 24 de junio de 1978 se celebró en Camagüey las fiestas de San Juan. Por tradición ese día, en cada cuadra, se cocina el ajiaco, y en el CDR Pedro Lantigua de la zona 4 decidieron recibir como nuevo miembro a Mayda Morales Cantero, la niña que aprendió a defender la Revolución a pensamiento.
Los calderos encendidos, el olor a leña verde y el ajetreo por los adornos no menguo la armonía de la ceremonia, quizás la más emocionante que prepara la organización en el año.
La catorce añera, habían sido la presidente del comité infantil desde principio de los años 80, ahora formaría parte del piquete y para empezar sería una de las activistas para la prevención y el trabajo social.
Aquel momento fue importante para mí, no era ajena al comité, pero las palabras dichas sobre mi persona me hicieron sentir feliz e importante. Asumía una responsabilidad con aquellos vecinos, algunos fundadores de los años 60 y otros jóvenes que vieron en mi otro integrante del equipo más entusiasta.
Años después hubo necesidad de hacer un trabajo intenso en el trabajo social, por dos familias disfuncionales que se mudaron a la cuadra. Para ese tiempo ya yo era profesora de Matemáticas en la EIDE y tenía alguna experiencia en tratar indisciplinas e incomprensiones
La hermosa joven a quien entrevistamos, es de esas personas serenas, de rostro alegre, con quien no es difícil tratar cualquier tema de conversación. Recuerda sin prejuicios a las personas, sus nombres y forma de ser.
¿Cómo siendo profesora de matemáticas, tienes predilección por las ciencias sociales?
La matemática es la base de toda ciencia. En el trabajo sicosocial hay fórmulas que dan buenos resultados y la dialéctica ayuda a su aplicación de acuerdo a las circunstancias, pero como en las ciencias exactas, en las sociales hay problemas que son comunes a todos los casos
Debí entender a dos niños de familias disfuncionales. No habían problemas materiales, más bien falta de armonía y comunicación
Los resultados fueron estupendos, los dos casos salieron adelante, hoy son buenos profesionales y seres humanos que deben estar agradecidos del trabajo de la organización de masas.
Por su experiencia al frente de la secretaría de deportes, cultura y recreación, del CDR y la zona, la dirección de los Comités de Defensa de la Revolución en el municipio de Camagüey decidió promoverla a funcionaria del distrito ubicado al centro de la ciudad.
Cuando llego en algunos lugares la gente me dice -Ya los CDR no funcionan- y yo les digo: Para eso estoy yo aquí, para ayudarlos a que funcionen y me dicen ¿y quién es usted? Entonces le explico quien soy y todo lo que podemos hacer para que la organización este viva en cada lugar..
Recientemente al paso del ciclón Irma, Mayda sin esperar a que suavizaran los vientos se fue para la calle Victoria, allí hay casas en mal estado que por supuesto el meteoro daño, pero su deber era estar con esas gentes escuchándolas, dándoles aliento, llegando a la zona de defensa.
Habían personas que perdieron techos, colchones y se quedaron con un pedazo de cobija, me sentí impotente, pero al rato vi como los vecinos, salían a remendar, poner una cuña, salvar un cartón, clavar, poner ropas y colchones al sol
Para mí esa es la satisfacción más grande en mi vida, sentirme útil y ayudar a que la organización viva..
Para eso Mayda trabaja en los CDR, al igual que muchos jóvenes en todo el país. La organización merece tener cuadros de este tipo, creativos, decididos e inteligentes para que nadie pueda decir que los comités están muertos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s